GALERÍA JAVIER SILVA  

   

   

   

ARTISTAS /Artists

Los paisajes invisibles

_ Mercedes Pimiento

02.06.17 - 12.09.2017

 

 

El paisaje es el mundo mediado por la cultura, “el resultado de la acción colectiva y la proyección cultural sobre la naturaleza”[1]. Como cualquier producto cultural, el paisaje es político, situado (en el lugar y el momento de la sociedad que lo construye) y se constituye como instrumento de poder y creación de identidad.

La percepción del paisaje depende de una cierta construcción de la mirada. Sólo vemos aquellos paisajes que estamos dispuestos a ver. Así, los paisajes que no se adaptan a determinados regímenes de visibilidad, permanecen incógnitos o invisibles. Son paisajes habitualmente ignorados y considerados como neutros o no mediados por el ser humano, pero que, sin duda, son objeto de una determinada construcción social.

En 'Los paisajes invisibles' se plantean distintos acercamientos al paisaje como constructo social, a través del cuerpo y su relación con las infraestructuras, y su transformación a través de la transformación de la mirada.

Los paisajes invisibles, 2017 Vídeo 20 min

“Este proyecto parte de un viaje, repetido muchas veces, entre Barcelona (donde resido actualmente) y Sevilla (la ciudad donde nací), a través de una infraestructura muy concreta (y politizada) como el AVE.”

Retomando ideas que se podrían relacionar con las prácticas situacionistas, Mercedes Pimiento ha realizado un archivo de video del paisaje que transcurre durante las 5 horas y media que dura este recorrido. A su vez, este tiempo transcurre en un lugar, el vagón de tren, que a medida que repite el viaje considera como propio, cotidiano. Un lugar que no ocupa un espacio fijo, y que al desplazarse por el territorio produce paisaje.

A partir de este registro en vídeo, se ha realizado una catalogación y montaje de los paisajes registrados. Partiendo de la idea de que no hay clasificación neutra, en este caso se han seleccionado aquellos espacios presuntamente naturales, en los que la intervención humana no es apreciable; aquellos que aún no hubiesen sido ya definidos a través de su uso.

El vídeo va acompañado de un texto en el que se van intercalando relatos el primera persona con un recorrido bibliográfico acerca de la construcción social del paisaje, su origen y su imbricación con procesos como el imperialismo, como lenguaje silencioso que contribuye a naturalizar y normalizar las relaciones sociales y el orden territorial.

Proyectos para nuevas montañas, 2017 

A lo largo de la historia se han creado todo tipo de montañas. Desde las montañas mitológicas en las que siempre han habitado los dioses, hasta montañas artificiales erigidas con fines estratégicos —como las que se construían en la edad media para dominar los valles—, o montañas que se construyen como hitos o emblemas para solidificar (o enterrar) la memoria —desde las pirámides hasta Teufelsberg, una montaña artificial construida a las afueras de Berlín con escombros de la segunda guerra mundial—.

Frente a estos proyectos megalíticos, Proyectos para nuevas montañas se plantea acciones mínimas; intentos de producir el espacio desde el cuerpo, desde su propia escala, su fragilidad y su incapacidad. Se establecen distintas relaciones entre fotografías, dibujos y pequeños objetos que pueden recordar tanto a maquetas arquitectónicas como a juegos infantiles o kits de autoconstrucción, convertidos en una forma de proyección y apropiación del espacio a través de la mirada. 

Light from an ultra-cool neighbor , 2017

Hace poco la NASA publicaba las “primeras fotos reales” de un nuevo sistema con siete planetas, en algunos de los cuales se pueden encontrar condiciones similares a la tierra, por lo que hay indicios de que podría llegar a ser viable la vida. Estas fotografías consisten en unos pocos píxeles que durante varios meses ha ido captando el telescopio Kepler. El sistema gira alrededor de Trappist, una estrella enana ultrafría, y se encuentra a 40 años luz de la tierra. Los rayos de luz captados por el telescopio entre diciembre de 2016 y marzo de 2017, salieron hace 40 años de Trappist.

Ya sabemos que las imágenes por si mismas no significan nada, que necesitan de un dispositivo que las dote de sentido. Cuanto más 'pobre' es la imagen, cuanto más débiles son sus signos, más se amplían las posibilidades para llenarla de significados. Así, en estos cuantos píxeles y gracias al enorme dispositivo científico que lo respalda, se ven representados “nuevos mundos prometedores”. 

Aquí la representación del paisaje —o del mundo— no sólo depende de una determinada construcción social de la mirada, sino que ni siquiera requiere ya de la presencia de una realidad anterior a la propia construcción —como sucede también con los paisajes virtuales en los que día a día habitamos.

[1]  Landscape and Power. W.J.T. Mitchell.

 

 

 

 

 

 

_

 

EXPOSICIONES /Exhibitions

 

FERIAS /Fairs

 

PRENSA /Press

 

PROYECTOS /Projects

CONTACTO /Contact